19 de julio de 2015

Dispersión, Huan



59 Dispersión, HUAN

En Señales de Amor, nueva traducción del clásico I Ching, de Stephen Karcher, (1):


Disolver, aclarar, esparcir; disipar ilusiones,
superar obstáculos, eliminar resistencias;
ablandar lo rígido.


EL ESCENARIO
Has estimulado algo que ahora se desparrama por todas partes. Llega el tiempo de la Dispersión. Acéptalo. No tengas miedo. Dispersión quiere decir que el resplandor y la luz disipan los obstáculos y favorecen el entendimiento.

ABRIENDO EL CAMPO
-Dispersión, Huan: dispersar las nubes, aclarar el camino de obstáculos, disipar las ilusiones, temores y sospechas; aclarar las cosas, disolver la resistencia; desatar, separar, cambiar; doblar lo rígido, fundir el hielo; niebla que se levanta, brumas que se aclaran. El ideograma sugiere una forma que cambia expandiéndose.

LA RESPUESTA

Dispersión traerá el éxito.
El rey se acerca al templo de los ancestros
para recibir las bendiciones.
Será ventajoso sumergirse en el gran río.
Este es un pronóstico muy favorable.

Dispersión describe tu relación, o tu papel en ella, en términos de la posibilidad de apartar los obstáculos, falsas ilusiones y malentendidos. La manera de encarar la situación es limpiar y disolver lo que está bloqueando la claridad y el buen entendimiento. Acabad con los temores, las falsas ilusiones y las sospechas que os están separando. Disipad la confusión. Permitid que el resplandor del buen entendimiento y la comprensión resplandezca. Sé como un rey que se acerca al templo para recibir bendiciones de los espíritus y los ancestros. Es el momento adecuado para emprender un proyecto o empresa juntos. Sumergíos en la corriente de la vida con un propósito y una intención compartida. Exprésate. Sé claro y cuidadoso. Unid vuestras manos y lanzaros en pos de algo grande.

SÍMBOLO, REFLEXIÓN Y PRÁCTICA
El viento corre sobre el agua. Dispersión. La corriente interior penetra y disuelve los obstáculos exteriores. Puedes nutrirte a ti mismo y ser el sustento de otros.

-Reflexión: Algo de lo que estáis compartiendo necesita ser disuelto o disipado. Es necesaria una buena comunicación si queréis tener éxito. Seguid adelante con el proceso. Cuando las dificultades de comunicación se pongan cuesta arriba, prestadles atención y decidid la manera de liberaros de ellas. Tomad decisiones entre os dos acerca de qué es lo siguiente que debéis hacer juntos, y no dudéis en llevarlo a cabo. Actuad siempre con confianza y con sinceridad.

-Práctica: Tómate un tiempo para meditar sobre qué es lo que estás haciendo que te aparta del camino. Hazlo individualmente y luego junto con tu pareja. Comienza cada día con esta actividad. Se consciente de todo lo que haces y demuestra tu compromiso para vivir de acuerdo con el camino.

Las líneas que se transforman


SEIS EN EL PRIMER LUGAR

Utiliza la fuerza de un caballo para salvarte.
El estímulo y el ánimo abren el camino.

Tu relación está metida en problemas, y debes acudir a rescatarla. Da todo lo que tienes. Si tú te despiertas de verdad, puedes conseguir que el camino se abra.
Dirección: Una conexión sincera y profunda. Acepta las cosas. Mantente abierto y aporta lo que sea necesario.

NUEVE EN EL SEGUNDO LUGAR

Dispersión. Huyes de tu sustento.
La causa de la tristeza desaparece.

Apartaos de las cosas de las que normalmente dependéis. Abríos a lo nuevo. Eso os traerá claridad y dispersará los obstáculos con los que os estáis enfrentando. Desaparecerá la frustración y lograréis lo que deseáis.
Dirección: Deja que todo esté a la vista. Aparta de ti las viejas ideas. Mantente abierto y aporta lo que sea necesario.

SEIS EN EL TERCER LUGAR

Disuelves tu propio cuerpo.
La causa de la tristeza desaparece.

No te identifiques con tu necesidad de expresarte o tu ansia de poder personal. Concéntrate por entero en las necesidades de tu relación en este momento. Actuar así no provocará tristeza ni dolor.
Dirección: Si te dejas llevar, puedes descubrir la posibilidad oculta. La situación ya está cambiando.

SEIS EN EL CUARTO LUGAR

Dispersas tu rebaño.
El camino hacia la fuente está abierto.
Dispersas tu rebaño y te diriges
al santuario en lo alto de la colina.
No te ocultas en absoluto, éste es un lugar para meditar.

Deja a un lado la marea de pensamientos acerca de tu relación que habitualmente llenan tu mente. Tienes ante ti una gran oportunidad, y necesitas verla con claridad. Dirígete adonde puedas hablar con los espíritus. No se trata de dirigirse hacia lo oculto. Necesitas un lugar para meditar las cosas a fondo. En el momento en que lo hagas, lo nuevo resplandecerá.
Dirección: Mantente alejado de las peleas y las disputas. Busca amigos que te apoyen. Acumula energía para un paso nuevo y decisivo.

NUEVE EN EL QUINTO LUGAR

Dispersión. Sudor en abundancia, gran alboroto.
Dispersión. La residencia del rey.
No habrá error.

Los dos estáis comprometidos en un gran proyecto. No penséis en nada más en este momento. No habrá error. Al final, esta situación desviará su rumbo y hará cambiar para mejor toda vuestra relación.
Dirección: Hay algo inmaduro en la relación que necesita ser alimentado. Acepta las cosas. Mantente abierto y aporta lo que sea necesario.

NUEVE EN EL SEXTO LUGAR

Dispersas la mala sangre.
La dejas correr, la mandas lejos,
y luego sigues adelante.
No habrá error.

Elimina cualquier cosa que pueda ser causa de conflicto. Deshazte de ella. Mándala muy lejos. Así podrás tener la relación que deseas y no habrá errores.
Dirección: Asume el riesgo. Acepta las cosas. Mantente abierto y aporta lo que sea necesario.


(1) Señales de Amor, nueva traducción del clásico I Ching - Stephen Karcher, Ed. Océano, 1ra. edición, Barcelona 2001 - ISBN 84-7556-218-3



No hay comentarios:

Publicar un comentario