2 de junio de 2019

Una Anécdota sobre Shao Yung




Durante un día de víspera de año nuevo, alrededor de las diez de la noche, Shao Yung y su hijo estaban en su casa cuando un vecino tocó a la puerta. Shao Yung no respondió de inmediato, así que el vecino volvió a golpear la puerta. Shao Yung contó los golpes - cinco en total. Su hijo y él hicieron el siguiente cálculo mental:

En la primera ocasión, el vecino tocó una vez. Uno es el trigrama Cielo
Luego golpeó cinco veces y 5 es el trigrama Viento.
De este modo obtuvieron el hexagrama 44, Venir al Encuentro.
Posteriormente sumaron 1+5+10 (por la hora) lo que da un total de 16 el cual dividieron entre seis (para hallar la línea marcada del hexagrama) El residuo fue 4. Al hacer la mutación obtuvieron el hexagrama 57, Sun.

“¿Qué quiere el vecino?” Preguntó rápidamente Shao Yung a su hijo. Éste se fijó en los
trigramas nucleares (Cielo, cuyo elemento es el metal) y en el trigrama Sun (madera), que
aparecía tres veces en los dos hexagramas.
“Un azadón”. Respondió el hijo.
“Te has equivocado.” Le dijo su padre. “A esta hora, lo que nuestro vecino necesita es un hacha”.
Cuando el hombre se marchó, llevándose el hacha que había venido a buscar, Shao Yung le explicó a su hijo que uno no debe dejarse arrastrar ciegamente por el significado de los signos sino aplicar también el sentido común. Ciertamente un objeto compuesto de metal y madera puede ser un azadón, pero teniendo en cuenta la hora y la época del año (invierno), no sería probable que el vecino fuese a trabajar al campo; el sentido común dictaba que el objeto seria un hacha para cortar leña y calentar la casa.


Leído en: I Ching - El Entramado del Tiempo, Ariel Miranda Viera


Shuo Kua - Discusión de los Trigramas

Transcripción sin los comentarios de Richard Wilhelm

I Ching - El Libro de las Mutaciones. Ed. Sudamericana 7ma. edición Buenos Aires 1985 - ISBN 950-07-0085-9

Traducción del chino al alemán de Richard Wilhelm
Traducción del alemán al español de David J. Vogelmann




El Ala octava, “Discusión de los Trigramas”, Shuo Kua, contiene material antiguo destinado a la explicación de los ocho signos primarios (trigramas). En este comentario ha de haberse conservado más de una pieza que se remonta en el tiempo más allá de Kung Tse, y que a su vez fue comentada por él o bien por su escuela


CAPÍTULO I
§ 1. Los santos sabios de tiempos antiguos hicieron el Libro de las Mutaciones de este modo: para ayudar de manera misteriosa a las luminosas divinidades, inventaron el oráculo de los tallos de milenrama. Adjudicaron al Cielo el número tres y a la Tierra el número dos y calcularon de conformidad los números siguientes. Contemplaron las modificaciones en lo oscuro y lo luminoso y establecieron de conformidad los signos. Engendraron movimientos en lo firme y lo blando e hicieron que de esta suerte se originaran las líneas individuales. Obraron en sí mismos la concordancia con el TAO y su VIRTUD[1] y de acuerdo con ello establecieron el orden de lo recto. Al penetrar con el pensamiento el orden del mundo externo hasta el fin, y la ley de su propia interioridad hasta el núcleo más profundo, arribaron a la comprensión del destino.

§ 2. Los santos sabios de tiempos antiguos hicieron el Libro de las Mutaciones de este modo: ellos quisieron escrutar los órdenes de la ley interior y del destino. Establecieron por lo tanto el TAO (sentido) del Cielo y lo denominaron: lo oscuro y lo luminoso. Establecieron el TAO (sentido) de la Tierra y lo denominaron: lo blando y lo firme. Establecieron el TAO (sentido) del hombre y lo denominaron: el amor y la justicia. Juntaron estas tres energías fundamentales y las duplicaron. Por esta causa son siempre seis trazos los que en el Libro de las Mutaciones forman un signo. Los puestos se distribuyen entre oscuros y luminosos; sobre ellos se sitúan, turnándose, trazos blandos y firmes. Por esta razón el Libro de las Mutaciones tiene seis puestos que dan forma a las figuras lineales.

CAPÍTULO II

   § 3. Cielo y Tierra determinan la dirección. La montaña y el lago mantienen la unión de sus fuerzas. El trueno y el viento se excitan mutuamente. El agua y el fuego no se combaten entre sí. Así se sitúan, entreveradamente, los ocho signos (trigramas). La cuenta de lo que sucede y se desvanece, se basa en el movimiento hacia adelante. El saber lo venidero se basa en el movimiento retrógrado. De ahí que el Libro de las Mutaciones tenga números retrógrados.


§ 4. El Trueno obra el movimiento, el Viento obra la disolución; la Lluvia obra el humedecimiento, el Sol obra el calentamiento; el Aquietamiento obra la detención, lo Sereno obra el regocijo; lo Creativo obra el dominio, lo Receptivo obra la conservación.

§ 5. Dios se manifiesta al surgir en el signo de lo Suscitativo; hace que todo sea pleno en el signo de lo Suave; deja que las criaturas se perciban mutuamente con la mirada en el signo de lo Adherente (de la luz); hace que mutuamente se sirvan en el signo de lo Receptivo; da alegría en el signo de lo Sereno; lucha en el signo de lo Creativo; se afana en el signo de lo Abismal; los lleva a la consumación en el signo del Aquietamiento.


§ 6. El Espíritu mora misteriosamente en todos los seres y actúa a través de ellos. Entre todo lo que mueve a las cosas no hay nada más veloz que el trueno. Entre todo lo que inclina a las cosas no hay nada más veloz que el viento. Entre todo lo que calienta a las cosas no hay nada más secador que el fuego. Entre todo lo que alegra a las cosas no hay nada más regocijante que el lago. Entre todo lo que humedece a las cosas no hay nada más húmedo que el agua. Entre todo lo que finaliza y da comienzo a las cosas no hay nada más magnificente que el Aquietamiento.
Por eso: Agua y Fuego se complementan recíprocamente, Trueno y Viento no se perturban recíprocamente, Montaña y Lago ejercen una conjunta acción de fuerzas: únicamente así es posible la modificación y la transformación y pueden llegar a consumarse todas las cosas.

CAPÍTULO III

§ 7. Las cualidades

Lo Creativo es fuerte, lo Receptivo es abnegado, lo Suscitativo significa movimiento. Lo Suave es penetrante. Lo Abismal es peligroso. Lo Adherente significa dependencia. El Aquietamiento significa detenerse. Lo Sereno significa alegría.
  
§ 8. Los animales simbólicos

Lo Creativo actúa en el caballo, lo Receptivo en la vaca, lo Suscitativo en el dragón, lo Suave en el gallo, lo Abismal en el cerdo, lo Adherente en el faisán, el Aquietamiento en el perro, lo Sereno en la oveja.

§ 9. Las partes del cuerpo

Lo Creativo obra en la cabeza, lo Receptivo en la cavidad del vientre, lo Suscitante en el pie, lo Suave en los muslos, lo Abismal en el oído, lo Adherente (el resplandor) en el ojo, el Aquietamiento en la mano, lo Sereno en la boca.

§ 10. La familia de los signos primarios

Lo Creativo es el Cielo, por eso se lo llama el padre. Lo Receptivo es la Tierra, por eso se lo llama la madre. En el signo de lo Suscitativo busca ella por primera vez la fuerza de lo masculino y concibe un hijo. Por eso lo Suscitativo se llama el hijo mayor.
En el signo de lo Suave busca lo masculino por primera vez la fuerza de lo femenino y obtiene una hija. Por eso lo Suave se llama la hija mayor.
En lo Abismal busca ella por segunda vez y concibe a un hijo. Por eso éste se llama el hijo del medio.
En lo Adherente busca él por segunda vez y recibe una hija. Por eso ésta se llama la hija del medio.
En el Aquietamiento busca ella por tercera vez y concibe a un hijo. Por eso éste se llama el hijo menor.
En lo Sereno busca él por tercera vez una hija. Por eso ésta se llama la tercera hija

§ 11. Otros símbolos

Lo Creativo es el Cielo, es redondo, es el príncipe, es el padre, es la piedra nefrítica (el jade), es el metal, es el frío, es el hielo. Es el rojo profundo, es un buen caballo, es un viejo caballo, es un caballo flaco, es un caballo salvaje, es la fruta de los árboles.

Lo Receptivo es la Tierra, es la madre, es tela, es la marmita, es la ahorratividad, es uniformemente llano, es un ternero con la vaca, es un gran carruaje, es la forma, es la cantidad, es el tronco. Entre las especies de tierra es la tierra negra.

Lo Suscitativo es el trueno, es el dragón, es amarillo oscuro, es el extender, es una gran carretera, es el hijo mayor, es decidido y vehemente, es bambú verde, nuevo, es junco y caña. Entre los caballos significa aquellos que saben relinchar bien, los que tienen patas traseras blancas, los galopadores, los que tienen una estrella sobre la frente.
Entre las hortalizas significa las leguminosas. Finalmente es lo fuerte, lo que prospera en opulencia.

Lo Suave es la madera, es el viento, es la hija mayor, es el tendel, es el trabajo, es lo blanco, es lo largo, es lo alto, es progreso y retirada, es lo indeciso, es el olor. Entre los hombres significa los canosos, significa los de frente ancha, significa los que tienen mucho blanco en los ojos, significa los que tienen afinidad con la ganancia de manera que en la feria obtienen el triple. Finalmente es el signo de la vehemencia.

Lo Abismal es el agua, son fosas, es la emboscada, es el doblar para enderezar y doblar para torcer, es el arco y la rueda.
Entre los hombres significa los melancólicos, los enfermos del corazón, los que tienen dolores de oídos. Es el signo de la sangre, es lo rojo.
Entre los caballos significa los de lomo hermoso, los de arrojo salvaje, los que andan con la cabeza gacha, los que tienen cascos delgados, los que tropiezan. Entre los carruajes significa los que tienen muchas fallas. Es la penetración atravesante, es la luna. Significa los ladrones.
Entre las especies de madera significa las que son sólidas y tienen mucha savia.

Lo Adherente es el fuego, es el sol, es el rayo (el relámpago), es la hija del medio.
Significa corazas y yelmos, significa lanzas y armas. Entre los hombres significa los de gran vientre.
Es el signo de la sequedad. Significa la tortuga, el cangrejo, el caracol, el mejillón, la tortuga carey. Entre los árboles significa los resecos en lo alto del tronco.

El Aquietamiento es la montaña, es un camino lateral, significa pequeñas piedras, significa puertas y aperturas, significa frutas y semillas, significa eunucos y guardianes, significa los dedos; es el perro, es la rata y las especies de aves de pico negro.
Entre los árboles significa los que son sólidos, nudosos.

Lo Sereno es el lago, es la hija menor, es una hechicera, es la boca y la lengua, significa podredumbre y rotura, significa caer al suelo y estallar.
Entre las especies de tierra significa las que son duras y saladas. Es la concubina, es la oveja.


[1] Richard Wilhelm traduce los multívocos conceptos de Tao y Te (del Tao Te Ching, libro al que el texto alude claramente), por Sinn y Leben, Sentido y Vida, con las connotaciones mas bien abstractas de estas palabras. (N. del T.)